Violencia de género en tiempos de cuarentena

Violencia de género, peligrosa cuarentena

El llamado de los gobiernos a nivel mundial para combatir la pandemia es bastante sencillo para la gran mayoría: quedarse en casa. Pero esta medida no es del todo efectiva cuando el peligro con el que conviven algunas mujeres se encuentra, justamente, bajo su techo.

El mundo siente los efectos del Covid-19 en varios aspectos: crisis sanitaria, económica y política. Pero otra de las tantas consecuencias de la pandemia es el aumento en las tasas de violencia doméstica: “Para demasiadas mujeres y niños, el hogar puede ser un lugar de miedo y abuso. Esa situación empeora considerablemente en casos de aislamiento (…) El riesgo se agrava en un momento en que no hay -o hay menos- refugios y servicios de ayuda disponibles para las víctimas; cuando es difícil acceder a aquellos que aún están abiertos y cuando hay menos apoyo de la comunidad, menos intervenciones policiales y menos acceso a la justicia, ya que muchos tribunales están cerrados», informó Dubravka Simonovic, relatora especial de la ONU sobre la violencia contra la mujer.

Violencia de género en tiempos de cuarentena

El 20 de marzo, en pleno estado de alarma y cuarentena, una mujer de 35 años falleció en España en manos de su pareja. Hasta finales de dicho mes, el país europeo llevaba 17 mujeres asesinadas por violencia de género. En Wuhan, ciudad china donde comenzó el brote, los reportes de mujeres por abuso y violencia física también aumentaron significativamente. No es casualidad por el contexto en que se vive, menos si el 77% de los delitos sexuales ocurren en los hogares.

El caso de una mujer asiática de apellido Wang se viralizó por lo mismo: su pareja la golpeó, abusó y expulsó de su hogar junto a sus dos hijos en plena cuarentena. Tanto China como España y Francia alertaron de que, el aumento de la violencia intrafamiliar, sería entre un 20% y 30% durante el periodo de encierro.

Quedarse en casa puede ser abrumador, aburrido, cansador. O puede ser un lujo, un descanso, un privilegio. Pero la cuarentena tiene un lado B con el que algunas víctimas tienen que convivir desde mucho antes que el brote. Irónicamente, para ellas quedarse en casa puede significar, incluso, la muerte. Por lo mismo, varios países apostaron por nuevas medidas de protección. México, Argentina, Uruguay, Venezuela, España, entre otros, habilitaron o fortalecieron líneas telefónicas y hasta WhatsApp para atender a quienes estén en riesgo.

El 17 de marzo, ONU Mujeres dio a conocer el informe “Covid-19 en América Latina y el Caribe: cómo incorporar a las mujeres y a la igualdad de género en la gestión de la respuesta a la crisis”. En él, se advierte del aumento de violencia contra mujeres y niñas en un contexto como el actual, sobre todo en el hogar. Porque la familia puede ser cobijo, pero también, el núcleo desde donde nacen las agresiones. Así lo dice el informe de la misma organización, El Progreso de las mujeres en el mundo 2019-2020: Familias en un mundo cambiante, donde se indica que, a nivel mundial, el 17.8% de mujeres reportan haber vivido violencia física o sexual por parte de una pareja íntima durante el último año.

Violencia de Género ONU Mujeres

Cómo trabaja Chile contra la violencia de género

La Asociación de Abogadas Feministas de Chile (Abofem) señaló en una transmisión en sus redes sociales que también han tenido un aumento en las denuncias que reciben de violencia de género e intrafamiliar. Por lo mismo, recalcan que los Tribunales de Familia siguen funcionando –con menos gente- dándole prioridad a causas graves como esta.

“El incremento se debe a que, en cuarentena, la mujer también asume el rol de doble cuidadora: se hace cargo, mayormente, de todas las acciones domésticas y del cuidado de las niñas y niños, al estar suspendidos los colegios. Varias se ven en la encrucijada de, o continuar las labores del trabajo o hacerse cargo de el o la menor y de la casa. Eso ha generado que la ola de violencia se exacerbe al existir un encierro 24-7 con el agresor, que muchas veces tienen algún trastorno de personalidad o adicciones”, detalla Javiera Molina, abogada en Abofem.

Hay muy poca corresponsabilidad en las labores propias del hogar y otra de las posibles causas del aumento en las tasas de violencia de género es, justamente, la imposibilidad del hombre de poder sustentar y proveer a la familia y su techo. En una entrevista a CNN, la asociación destacó que esto indica cómo el patriarcado ha calado profundamente en los roles masculinos, donde no solo se justifican los actos de violencia, sino que también entienden que es parte de su rol proveer y ser quienes controlan el hogar y que, en caso de no poder hacerlo, es prácticamente incumplir con los estándares mínimos.

¿Qué hace la Abofem?

“Abofem cuenta con una comisión de capacitación y asesorías. Esta comisión se encarga de dar asesorías jurídicas gratuitas a mujeres y comunidad LTBIQ que estén sufriendo vulneraciones, ya sea en el ámbito familiar, laboral, económico, sexual, entre otros. Además de prestar estas asesorías, la comisión de C y A realiza asesorías a juntas de vecinos, gremios, empresas o quienes lo soliciten”, explica Constanza Larenas, abogada y directora del área Familia de Abofem.

Posterior al estallido social de octubre 2019 en Chile, y luego de la alta demanda de mujeres que sufrieron violencia política sexual, la asociación decidió formar la Red de Abogadas de Abofem. Esta red, que se está constituyendo, atenderá causas que podrán ser probono o con un costo ético. Bajo el actual contexto de aislamiento, habilitaron canales electrónicos de comunicación para que las víctimas puedan escribirles. “Ese canal siempre ha estado, pero ahora que la posibilidad de desplazamiento es menor, incentivamos a que las mujeres que están sufriendo violencia nos avisen a través de este medio, el cual revisamos todos los días”, señala Larenas.

En muchos casos, la violencia de género es invisibilizada porque la propia víctima no sabe que la está sufriendo, entendiendo que ésta va más allá de lo físico. “Esto pasa mucho, por ejemplo, con las mujeres mayores, quienes tienen una percepción distinta respecto de las jóvenes sobre qué aguantar y qué no. A su vez, las mujeres jóvenes tienen menor miedo a la vergüenza. Prefieren denunciar antes de quedarse calladas”, ejemplifica la abogada. Y si bien la violencia de género es una realidad transversal a los sectores socioeconómicos de la población chilena, lo cierto es que la percepción de ella es más alta en los barrios con mayor poder adquisitivo, pero es más visible en sectores en situación de vulnerabilidad, “porque va de la mano de una realidad más precarizada y donde quizá se deben mantener menos apariencias”.

“Denuncié a mi agresor en cuarentena, ¿qué sigue?”

Apoyo de Abofem a mujeres violentadasEn caso de que se concrete una denuncia durante aislamiento, la directora de Familia de Abofem explica cuál es el siguiente paso: “Lo que corresponde es que Tribunales de Familia o Penales -en caso de haber lesiones- disponga de una medida cautelar para proteger a la víctima. Se debe iniciar una causa en tribunales y, por supuesto, dar todo el apoyo emocional que requiera la mujer. En estos casos, Abofem acompaña en todo momento, incluso hemos hecho alianzas con psicólogas para que presten servicios a nuestras mujeres. Creo que el acompañamiento es lo principal para que estas situaciones no se vuelvan a repetir”.

La asociación recalca que, la validez de una denuncia por un acto de violencia de género o intrafamiliar, no la da solo la víctima. Otro miembro de la familia, amigos e, incluso, un vecino, puede hacer la denuncia. Es más, en tiempos de cuarentena, estos últimos son quienes pueden percatarse con mayor claridad si existen o no episodios de violencia al haber una mayor cercanía física al caso.

El Ministerio y el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SERNAMEG) desarrollaron un Plan de Contingencia para enfrentar esta problemática y apoyar y acompañar a las víctimas. Dichas medidas buscan resguardar a cada una de las mujeres de Chile que están expuestas en este difícil periodo. Además, realizaron y publicaron un video sin audio -protagonizado por la directora nacional de SERNAMEG, Carolina Plaza- donde indican qué hacer en caso de que seas víctima de violencia durante este aislamiento. Si estás expuesta, o sabes de alguna amiga o familiar que lo esté, debes tener en consideración los siguientes teléfonos para dar aviso:

  • 1455: SERNAMEG
  • 149: Fono de Familia (Depto de Carabineros)
  • 131: Emergencias (PDI)
  • 133: Carabineros

En Chile, al 31 de marzo de 2020, se registran 10 femicidios consumados y 26 femicidios frustrados, según datos entregados por el SERNAMEG.

Definición de violencia intrafamiliar y de género

***

¿Estás con teletrabajo? No te estreses y toma estas medidas preventivas para mantenerte san@ física y mentalmente desde tu hogar.

Publicado en Coronavirus.