Itinerario de cinco días por Valencia

#Itinerario: 5 días en Valencia – España

Valencia es una ciudad que me 😍 por varios motivos: la amabilidad de su gente, la calma con la que viven y lo barato que puede llegar a ser. La tercera ciudad más grande de España, luego de Madrid y Barcelona, tiene mucho que ofrecer. Para conocerla con calma, y luego de haber vivido tres meses en ella, te recomiendo este preciso itinerario de 5 días en Valencia donde resumo sus principales atractivos turísticos y cómo aprovecharlos de la mejor forma.

Día 1: Torres de Serranos y centro histórico

El punto de encuentro para los valencianos y turistas son las Torres de Serranos, una de las antiguas entradas de la ciudad – junto a las Torres de Quart – que, antiguamente, fue cárcel para los nobles y caballeros (desde 1586 hasta 1887). Parte tu recorrido por Valencia aquí, subiendo las torres. Los domingo y festivos la entrada es gratuita. El resto de los días cuesta solo 2 euros. Una vez que las cruzas, ingresas al casco histórico de la ciudad.

A la derecha, se encuentra el barrio El Carmen, conocido por ser la zona preferida de los más bohemios. Este barrio solía tener mala fama por lo mismo (mucho borracho, harta prostitución, etc), pero hoy es uno de los más turísticos del centro, ¡donde además se come muy rico! Aquí comienza el primero de tus 5 días en Valencia.

Torres de Serranos

Torres de Serranos

Si sigues derecho, sin desviarte hacia El Carmen, llegarás a la Plaza de la Virgen. Llama la atención por la cantidad de restaurants, pubs y hasta heladerías que la rodean (todo a un precio más elevado del normal). Pero también, porque acá convergen construcciones muy importantes de la ciudad: la Catedral de Valencia, el Palacio de la Generalitat, la Real Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados y se ve también El Miguelete (al que también puedes subir por 2 euros).

Pero sin duda el protagonista de esta plaza es La Fuente del Turia, una representación alegórica del río y sus ocho acequias. A solo unos pasos, llegas a la Plaza de la Reina, otro punto donde se respira tapas y cañitas y desde donde puedes ver otra de las entradas a la Catedral. Doblando por la calle de la Sombrerería te toparás con la Iglesia de Santa Catalina Mártir.

Si no has probado la horchata de chufa ni sabes de qué trata, es tu deber comprarte una en la Horchatería Santa Catalina, frente a la iglesia. Es el local más antiguo y clásico de esta típica bebida valenciana. Sigue tu camino por la Calle de los Derechos hasta llegar a la Calle de la Lonja, donde justamente se encuentra la Lonja de la Seda, un edificio del siglo XV donde se producía el intercambio mercantil. Aprovecha de pasar al Mercado de Valencia (cierra a las 15 hrs) para deleitarte con tapas y vasos de sangría por pocos euros. Se encuentra casi al frente de la Lonja de la Seda, su cúpula es inconfundible.

Plaza de la Virgen en Valencia

Plaza de la Virgen

Desde ahí, a poco más de 10 minutos, llegas al Ayuntamiento de Valencia por la Calle San Vicente Mártir, otro sector muy atractivo que destaca por su linda arquitectura. Al final, “chocarás” con la Estación del Norte, y a un costado, está la Plaza de los Toros. Si te movilizas en metro, para conocer este sector debes bajarte en la estación Xátiva. Esta es una zona muy comercial, tiendas como Primark, Pull & Bear, Nike, Aristocrazy, entre otras, se encuentran aquí. De hecho, estas y otras tiendas conforman la calle Colón, el centro del shopping. Si caminas por ella y doblas en Calle de Sorní y luego en Calle Jorge Juan, llegarás al Mercado de Colón, un sector gastronómico donde la oferta es más gourmet. De todos modos, en Valencia donde mires tendrás para sentarte a comer unas tapas o compartir una sangría o un jarro de Agua de Valencia. Sin duda considera una o dos paradas de tu caminata en el día para disfrutar como los valencianos.

Día 2: Ciudad de las Artes y las Ciencias

Para el segundo día, nos alejamos un poco del centro histórico para conocer la zona moderna de la ciudad. Es la postal clásica de Valencia, esas construcciones blancas, rodeadas de “piscinas” artificiales y áreas verdes es la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Aquí son seis las construcciones que destacan: el Hemisferic, el Museo de las Ciencias, el acuario Oceanographic, el Palacio de las Artes, el Umbracle y el Ágora, obras de los arquitectos españoles Félix Candela y Santiago Calatrava.

A la Ciudad de las Artes puedes llegar de tres maneras: en bus (desde las Torres de Serranos toma cerca de 30 minutos), caminando y en bicicleta. Nosotros la hicimos de las tres formas. Si bien caminando es la manera más larga, hacerlo por el Jardín del Turia es una excelente opción. Es un parque que atraviesa gran parte de la ciudad. Gente haciendo deporte, mesas para picnics, canchas de deporte, hay de todo. Esta caminata toma cerca de 45 minutos. Además puedes aprovechar de ver el Parque Gulliver, un sector de juegos para niños con la forma gigante del personaje Gulliver (se aprecia mejor al mirarlo desde arriba, pero es él acostado).

Y en bicicleta también es una buena opción porque otra de las ventajas de Valencia es que es una ciudad plana, lo que -por lo menos para mí- es el primer requisito para subirme a una bici. Puedes ir por el mismo Jardín del Turia, el paseo es súper agradable. En la Ciudad de las Artes hay locales también para tomar algo y reponer energías para el regreso al centro.

Puedes ir solo a caminar por ella y a tomar lindas postales de tu visita o también, pagar por entrar a sus atracciones. Nosotros entramos al Museo de Ciencias y al Hemisferic. A este último fuimos a ver un documental de la llegada del hombre a la luna, muy entretenido. ¡Atento a Groupon España! A veces ofrece entradas con descuentos a las atracciones de esta moderna ciudad.

Día 3: Malvarrosa y noche en Ruzafa

Paseo por la costa de Valencia

Algunas de las embarcaciones en la playa de Valencia

Y un itinerario por Valencia tiene que incluir un día en su playa, Malvarrosa. Otra de las grandes ventajas de esta ciudad es su clima. Llueve la nada misma y es lo suficientemente agradable como para ir a tomar sol en verano o disfrutar de un paseo playero en invierno u otoño. Porque la costa de Valencia está rodeada de restaurantes, pubs, comida rápida y tiendas que reciben a los turistas que aquí desembarcan de los cruceros, donde está la Playa de las Arenas.

Paseo por la costa de Valencia

Playa de las Arenas

Termina tu día de sol y mar en Ruzafa, el sector ondero para jóvenes y adultos valencianos. Lo que no alcanza a prender de día, prende por completo de noche. Acá están las discoteques, los pubs más cool, las mejores tenidas de quienes se van de fiesta, la mezcla de valencianos con turistas en busca de una noche más “alocada”. Hay harto restaurant mexicano y asiático, para quienes no son muy amigos de las tapas. Para llegar a Ruzafa, puedes tomar el metro y bajarte en Xátiva o Bailén. El barrio se encuentra atrás de la Plaza de los Toros, caminando desde ahí son cerca de 10 minutos.

Día 4: Una paella en El Palmar de la Albufera

Si bien las paellas son una oferta gastronómica diaria por donde se mire en Valencia, para comer la que verdaderamente vale la pena hay que ir a El Palmar de la Albufera. Es un paseo para hacer por el día porque no vas tan solo a comer. Pero primero, para llegar a este lugar, hay que tomar el bus 25 que sale de la rotonda la Puerta del Mar, por la parada que está en Avinguda de Navarro Reverter. El ticket cuesta 1.50 euros y el viaje dura aproximadamente 45 minutos. El Palmar es un sector chiquitito, pero donde hay un restaurant al lado del otro y donde, por supuesto, la paella es el plato fuerte (principalmente la Valenciana que lleva pato, conejo, caracoles y judías).

Posterior al almuerzo, da un paseo en bote por la Albufera. El paisaje es muy lindo y relajante. Nuevamente ojo con Groupon España. La plataforma también ofrece descuentos en restaurantes de esta zona con paseos en bote incluidos. Ideal que el clima juegue a tu favor para concretarlo. Nosotros fuimos a comer con un día muy soleado, pero corría un viento que impidió la salida de los botes, para que lo tengas en consideración.

Día 5: Paseo a Castellón

Paseo por el día a Castellón de la Plana

El Fadrí, una torre campanario en el centro de Castellón

No es que Valencia no tenga nada más que ofrecer, pero aprovechando lo cerca que está y lo barato que es, puedes ir por el día a la ciudad de Castellón de la Plana, al norte de Valencia. Tomas el tren y en 40 minutos estás ahí. El ticket cuesta cerca de 5 euros. Al llegar a la estación de Castellón, caminas aproximadamente 20 minutos para llegar al centro de la ciudad y conocer la Concatedral Santa María, el Mercado Central, la Plaza Santa Clara e, incluso, ir a la playa en tranvía (debes tomarlo en la Avenida del Mar). Castellón está lleno de cafeterías, hartas tiendas, museos…es interesante para visitarlo por el día.

Publicado en Itinerarios.