Itinerario 4 días en Sídney, Australia, visita a The Opera House

Itinerario: 4 días en Sídney – Australia

En 2013 tuve la tremenda oportunidad de realizar la Working Holiday Visa en Australia. La experiencia fue tan re buena que, junto a mi marido, decidimos quedarnos un año más como turistas. Y sí, si me preguntan dónde volvería a vivir, mi respuesta es Sídney, a ojos cerrados.

De lo maravilloso que es el país y la ciudad podría hablar toda una tarde. Por lo pronto, te dejo un itinerario de 4 días en Sídney para que le saques el jugo en tu próximo viaje a Oceanía. Podrían ser más días, sin duda, hay mucho que hacer y ver en este lugar tan cosmopolita. Pero considero que 4 días es el mínimo para tener una excelente pincelada de lo que es la vida aussie.

Día 1: The Rocks, Opera House y Manly

Cuando hablamos de Australia se nos vienen tres cosas a la cabeza: canguros, surfistas y The Opera House. Esta última es la postal clásica no tan solo de la ciudad, sino que del país. Si vas a ir a conocerla en metro (tren), debes llegar hasta la estación Circular Quay. La vista es espectacular, porque The Opera no es la única atracción. Desde acá, salen los ferry que se dirigen a varios puntos ubicados al otro lado del Harbour Bridge.

A los pies de la reconocida construcción puedes disfrutar de una cerveza o cocktail, en una especie de boulevard donde de día es el paseo de varios aussies y turistas, mientras que al atardecer es el lugar perfecto para ver la puesta de sol.

Desde aquí puedes llegar a Manly, una de las tantas playas favoritas de los surfistas. Además de mar y arena, Manly tiene una entretenida peatonal llena de tiendas onderas, del tipo Vans, Reef, Roxy, etc. También hay hartos pubs y restaurants que le dan la onda media hippie lais shuper cool a los australianos y a quienes pasean por ahí. Vale la pena ir, de todas maneras. El ferry toma 30 minutos en cruzar de una punta a otra.

Luego de disfrutar tu día en Manly, regresa a Circular Quay y, desde ahí, camina a The Rocks, una zona aledaña al Harbour Bridge conocida por la fiesta y los locales más chic. Los australianos son secos para los pubs y restaurants en el techo. Y en The Rocks la vista hacia el Opera y el puente es excelente para tomarte la última copita de la noche. Ojo, que de noche l@s australian@s son producidos, nada de chalas y shorts para entrar a estos locales.

Día 2: Darling Harbour, The City y Bondi

Itinerario de 4 días en Sídney con parada en Darling Harbour

Darling Harbour

Segundo día y es momento de caminar un poquito más. Comienza conociendo “The City”, como le llaman al bullicioso e interesante centro de la ciudad. Para llegar al corazón de él puedes bajarte en las estaciones Martin Place, Town Hall o Central. Y camina… camina camina camina. Piérdete por George Street, Pitt Street, King Street,  Elizabeth Street. Camina por el Hyde Park, conoce la Catedral Santa María y, por supuesto, sube a la Sydney Tower Eye. Por lo menos cuando yo viví allá, había un bus verde – el 555- que pasaba por toda la calle George (es decir, cruzaba gran parte del centro) y era gratuito. ¿Existirá aún?

Si bajas por Park Street te encontrarás con el Queen Victoria Building, un centro comercial Hard Rock Café en Darling Harbourque, más allá de llamar la atención por sus tiendas, se roba las miradas por lo lindo de su construcción. Sigue caminando por la misma calle y llegarás a Darling Harbour. Aquí la oferta es muy amplia: desde un acuario, un zoológico y un Madamme Tussaud, hasta un Hard Rock y variadas ofertas de restaurantes y pubs, unos más chic que otros. Cerveza, picadillo de mariscos, ricas hamburguesas, pasta, hay para todos los gustos. Y lo mejor, nuevamente, es la vista a todo el puerto. Sigue caminando, cruza el puente Anzac y te toparás también con el casino, para quienes les guste el juego. A Darling Harbour hay que dedicarle un bueeeeen rato, es una zona grande y con mucho que ver. Era uno de mis paseos favoritos.

Termina el día relajado y viviendo toda la vida surfer en el lugar favorito de los Working Holiday: Bondi Beach. A esta playa también puedes llegar en tren. Bájate en Bondi Junction y toma el bus 380. El bus se irá por Bondi Road, una calle llena de cafecitos y locales ultra saludables y playeros que tanto les gusta a los australianos. Llega hasta la playa, un lugar genial porque además tiene áreas verdes que comparten el trozo de arena.

Tiendas de trajes de baño, tiendas de tatuajes, comida rápida, ricos helados y mucho más frente a esta icónica zona costera. Obvio que, si puedes, anda a Bondi Icebergs Club, la piscina que hay al comenzar la bajada a la playa y que se mezcla con el reventar de las olas. Es para socios, pero pagando una tarifa (en ese entonces de 7 AUD aprox) puedes disfrutar de la piscina. ¡La recomiendo!

Día 3: Watsons Bay y Kings Cross

Si vas a ir a Watsons Bay – el pueblo pesquero más antiguo del país- lleva zapatillas cómodas, porque además de disfrutar de su mini playa, es para caminar cerro arriba. Un lindo sendero te llevará hasta el faro característico del lugar, no sin antes pasar por la entrada a una playa nudista. Llegar hasta el faro es increíble porque tienes vista en 360 de todo el mar. ¡Corre mucho viento! Anda con cuidado porque el acantilado no deja de ser peligroso y cuidado con las rocas, son resbaladizas.

Cuando termines este mini trekking, disfruta de los restaurantes y bares que hay a orilla de playa. Fish & chips, helados o el clásico menú de steak con papas fritas son parte de las opciones. A Watsons Bay puedes llegar en ferry, pero también en bus. Si ya fuiste a Manly por agua,  llega a Watsons Bay por tierra, ya que el camino es muy bonito y puedes ver las gigantescas casas en las que viven algunos aussies.

Vista desde Watsons Bay en SídneyDisfruta la tarde y guarda energías para la noche. Ándate de fiesta al barrio Kings Cross (la estación de tren lleva el mismo nombre). La calle Darlinghurst es música, fiesta, tatuajes, bailarinas, comida rápida… todo lo que tu noche wild on necesita. Anda siempre con tu DNI o fotocopia de pasaporte, para entrar a cualquier local te lo van a pedir.

Día 4: Blue Mountains

Acantilados, bosques, senderos y Las Tres Hermanas, si estás en Sídney puedes ir a Blue Mountains. Es un viaje de cerca de 3 horas desde la ciudad, pero vale la pena. Llega hasta la estación Katoomba y luego toma un bus público que te lleve hasta Echo Point. Las Tres Hermanas son tres rocas con una forma muy inusual que se encuentran a casi mil metros desde el mar. Puedes caminar hacia ella gracias a “puentes colgantes” que cruzan de una roca a otra.

Recuerda llevar agua, zapatillas cómodas y tu cámara fotográfica (o celular) cargada.

***

¿Intentas ahorrar y no te funciona? ¡Mira estos consejos, ponlos en práctica y obtén el dinero suficiente para tu próximo viaje!

Publicado en Itinerarios.