Itinerario 4 días por bucarest en rumania

#Itinerario: 4 días en Bucarest – Rumania

Vivir en Bucarest ha sido una grata experiencia, a pesar del complejo panorama que vive el mundo por el coronavirus. Para muchos es una ciudad “de paso” y, por lo mismo, te dejo un itinerario de solo 4 días por la capital de Rumania, para que le saques el jugo caminando por ella, disfrutando de su arquitectura maravillosa y sus increíbles parques.

En este itinerario no considero el paseo al Castillo y Fortaleza de Bran (Drácula) porque aún no lo hecho y creo que da para otro post. Si te interesa, una opción es hacerlo a través de una agencia de tours. Te invito a ver lo que ofrecen Civitatis o Get Your Guide.

Día 1: Conoce los parques

Bucarest destaca por su arquitectura, pero también, por la amplia oferta de áreas verdes que tiene para ir a pasear. Si te gustan los parques, acá no te vas a aburrir. Para conocerlos hay que andar tiempo: primero, porque no todos quedan cerca uno del otro, y segundo, porque son mmmuuuyy grandes. Los principales son:

🍃 Parcul Carol, nombrado así por el Rey Carol I de Rumania. El principal highlight que tiene es el Monumento a los Héroes de la Lucha por la Libertad y el Socialismo, de 48 mt de altura y construido en 1963. Hasta 1990 fue el mausoleo donde estaban los restos de Gheorghe Gheorghiu-Dej y Petre Groza, líderes comunistas del país. Pero hoy, es el sitio de la tumba del Soldado Desconocido de Rumania. Si tienes suerte y estás en la hora, ¡puedes ver la ceremonia de cambio de guardia! Desde el parlamento son 20 min caminando aprox. o bien, puedes tomar el metro y bajarte en Eroii Revolutiei.

🍃 Parcul Tineretului, al lado del Parque Carol y más grande que éste. Acá se ve mucha gente haciendo deporte y andando en patines o bicicletas. Tiene un lago grande que abarca casi por completo su área, un club de tenis, restaurantes y cafeterías. Si tomas el metro, puedes bajarte en Eroii Revolutiei o en Constantin Brancoveanu. En su interior, hay 3 cementerios. Si quieres irte de shopping, a 20 minutos caminando desde esta última estación está el mall Sun Plaza.

🍃 Parcul Izvor, desde donde puedes tener una linda vista del parlamento, pues están prácticamente pegados uno al lado del otro. Fue construido en 1985, por lo que es uno de lo más nuevos de la ciudad. Son 17 hectáreas de pasto, pero no tiene laguna como los dos anteriores.

🍃 Grădinile Cișmigiu, a 10 minutos caminando del Izvor y abierto al público desde 1860. Tiene una zona especial para niños, otra de cafés, en invierno –dicen- la laguna se congela y puedes ir a patinar sobre hielo y en primavera-verano puedes ir a tenderte en el pasto y relajarte junto a los  más de 30.000 árboles que se compraron para su creación.

🍃 Parcul Regele Mihai I, de todos es mi favorito. Está más alejado pero vale la pena. Caminando desde el parlamento demoras 1 hora 20 minutos (sirve para ir conociendo más la ciudad), pero también puedes bajarte en la estación de metro Aviatorilor. Este parque reúne todo lo mencionado en los anteriores: laguna gigante, cafés, restaurantes, zonas de relajo, zonas de juego y monumentos. Está en una zona más “vip” de la capital. Irse caminando desde el parlamento hasta allá es también una manera de ver cómo van cambiando las residencias y su entorno. ¡Aprovecha de ver el Arco de Triunfo Rumano! Está en una de sus entradas.

Día 2: Free Walking Tour y almuerzo clásico

Después de dejar los pies en los parques, es hora de empaparte de la historia rumana. Para eso, qué mejor que un #FreeWalkingTour. Nosotros lo tomamos con Civitatis. Comienza en la mañana y son 2 horas y media de caminar y conocer algunos de los edificios y calles más emblemáticas: el Monasterio Stavropoleos, el pasaje Macca – Vilacrosse, el hermoso Banco Nacional de Rumania y la Plaza Universitaria, donde termina el tour.

Luego, quédate a almorzar por el sector. Un lugar clásico al que no puedes dejar de ir a comer es el Restaurant Caru Cu Bere. Su historia también la cuentan en el Free Walking Tour. La carta no es barata, pero ofrece un contundentísimo menú que sí lo es (por cerca de 6 euros, ¡cuatro platos!). ¡Pasa el día en el casco histórico! Los amantes de los libros, y los que no lo son también, no se pueden ir sin visitar Carturesti Carusel, una librería que encanta a cualquiera.

Termina la tarde en un pub de la misma calle donde se encuentra Carusel: Strada Lipscani. Dicen que la bohemia de la capital es una de sus principales características como sociedad. Al estar en pandemia, ¡no lo he podido comprobar! Espero con ansias que llegue el día para lograrlo.

Día 3: Parlamento y centro histórico II

Por el coronavirus aún se encuentra cerrado, pero esperamos alcanzar a conocerlo antes de partir, pues si por fuera impacta a cualquiera, por dentro dicen que es aún más. Me refiero al Parlamento Rumano, construido bajo el mandato de N. Ceausescu. Sí o sí debes reservar con antelación. Puedes hacerlo a través de agencias de tours (¡es más caro!), o bien, puedes reservar tu cupo 24 horas antes de ir y comprar las entradas en el mismo lugar.

Visitar el Parlamento rumano en Bucarest

Así se ve el Parlamento Rumano desde la calle Unirii, una de las principales de la ciudad

Luego, en la tarde, puedes ir al otro lado del centro histórico y caminar por la importante Calle Victoria. Pasarás por la Iglesia Kretzulescu y, frente a ella, encontrarás la Plaza de la Revolución, donde está la ex sede del partido comunista. A solo unos pasos verás el Ateneo Rumano y el Museo Nacional de Arte del país. Continúa hasta el final y llega hasta la Plaza Victoria, donde se encuentra el Palacio de Gobierno. Regresa caminando por Bulevardul Lascar Catargiu para que pases por la rotonda Plaza Rumana y veas los tipos de construcciones que dejó el régimen comunista.

Día 4: Dedicado a Ceausescu

Y para culminar tu visita por la capital rumana, no dejes de conocer y empaparte de la historia de Nicolae Ceausescu, el dictador comunista que gobernó el país durante 24 años, hasta su muerte en 1989 cuando fue fusilado junto a su esposa, Elena. Puedes visitar la casa donde vivió con ella y sus 3 hijos. Se encuentra muy cerca del parque Regele Mihai I y la entrada para adultos cuesta 45 Leu (cerca de 10 euros). Es un tour guiado de aproximadamente una hora donde recorres parte de las más de 100 habitaciones que tenía la casa, llena de lujos y privilegios.

En la tarde visita su tumba en el Cimitirul Civil Ghencea, donde descansa junto a su mujer. A solo un par de lápidas de distancia están su hija Zoia y su hijo Nicu. Ella falleció de cáncer al pulmón, él de cirrosis hepática. El único sobreviviente de la familia es el mayor de los 3, Valentin Ceausescu, físico rumano de 72 años que vive lo más bajo perfil posible en la capital.

Tumba del presidente comunista Nicolae Ceausescu

Esta es la tumba del ex Presidente y su esposa

La tumba del ex presidente junto a su esposa está ahí, es una más. No tiene mayores reconocimientos, a pesar de haber sido un personaje importante de la historia del país que da que hablar hasta hoy. Lo único que la distingue es su color rojo. Para llegar a ella es muy fácil. Solo diles “Hi!” a los guardias del cementerio y notarán que eres turista, por lo que de inmediato dirán “Ceausescu!! Ceausescu!!” y te guiarán. De hecho, en mi caso, el mismo que nos indicó enérgicamente dónde estaba la tumba, llegó después a decirnos (a punta de señas) dónde estaba la de los hijos.

***

Te invito a visitar mi perfil de Instagram y a ver la historia destacada de Rumania, donde he dejado más información sobre el país, los tours y qué hacer en Bucarest. Además, puedes leer cómo ha sido la experiencia de vivir la pandemia con los rumanos en la columna que escribí para Revista Troy.

Publicado en Itinerarios.