visitar sidney

7 razones por las que no vas a querer irte de Sidney

Gracias a la visa Working Holiday, una gran ola de compatriotas chilenos llega a Sidney a buscar nuevas y mejores oportunidades, así como a trabajar en lo que sea para ahorrar plata y viajar. ¿Qué tiene este maravilloso pedazo de tierra que lo hace tan único? ¿Por qué al llegar, no te quieres ir? Te invito a conocer por qué Australia es un tremendo destino para vacaciones… ¡y para vivir!

  1. Gente feliz: te acostumbras a que te saluden, se despidan, pidan perdón y den las gracias. No hacerlo puede caer bastante mal. Aunque rara vez los vi extremadamente enojados. Y si te topas con alguno estresado, definitivamente su ADN no es 100% aussie.
  2. Transporte de calidad: en invierno, los trenes y buses van con una notoria calefacción y en verano son un témpano gracias al AC. La mayoría del tiempo hay asientos disponibles. El “deje bajar antes de subir” es prácticamente ley.
  3. No importa mucho tu look: bototos en pleno verano, gente descalza en pleno invierno, pantalón naranjo con polera verde limón, cabelleras de varios colores, y cuerpos absolutamente tatuados. Nadie se da vuelta a mirar a nadie. La pinta es lo de menos.
  4. Bosques, playas y ciudad … todo en uno: Es imposible aburrirse en Sidney porque satisface todos los gustos y está todo a solo un par de estaciones de tren. ¿Quieres playa? Bondi. ¿O prefieres un bosque? Blue Mountains. ¿Quizás eres más de ciudad? El centro. Está todo ahí, solo hay que saber ubicarse.
  5. «Es tan caro Australia»: ¡Falso! Si bien es un país que se excede en precios con respecto a Chile u otros, sí se pueden hacer actividades por poca plata, ¡o incluso gratis! Algunas exposiciones, las ferias en los inmensos parques, las parrillas y quinchos de las plazas, entrar al Opera House, las atracciones al aire libre de Darling Harbour, todo eso es gratuito. La comida con marca propia del supermercado es muy barata en comparación a otras más reconocidas y, además, son muy ricas. Y si no tienes con qué vestirte, “K-mart” y “Cotton On” son las tiendas que están ahí para salvarte: bueno, bonito, a la moda y muy barato.
  6. Calles limpias: la basura va en los basureros. No hay mayor explicación.
  7. Les interesa mucho la vida sana: el boom de la comida orgánica, los smoothies, los batidos, que las granolas, oat milk, leche de almendras, acaí, maqui, y todo ese lenguaje cool, allá es parte del día a día hace muuucho rato. A esa preocupación por la alimentación, hay que sumarle esas ganas tremendas por hacer deporte. Puede llover, pueden haber truenos, puede caer un meteorito, pero las máquinas de ejercicios en las playas, en las plazas y los gimnasios están siempre, pero siempre llenas.
Publicado en Tips viajeros.